NATURALEZA DESDE SIGÜENZA

Una visión de la naturaleza de Sigüenza y su comarca por Javier Munilla

martes, 15 de noviembre de 2011


CURSO DE MICOLOGÍA BÁSICO

Tema 2

Características generales de los hongos


   
         Los hongos constituyen un Reino, independiente de los reinos animal y vegetal. Su carácter heterótrofo, es decir, su capacidad de sintetizar hidratos de carbono a partir de elementos inorgánicos sin poseer clorofila los separa del reino vegetal y la presencia de esporas en su ciclo reproductor los separa del reino animal.
         
     La primera división del reino del los hongos es en dos grandes grupos: Hongos inferiores y hongos superiores (que son los que nos interesan a nosotros ya que producen las setas).
  El hongo es una maraña, formada por filamentos filiformes llamados hifas, que recibe el nombre de micelio. El micelio es el verdadero hongo y lo que nosotros vemos en la superficie es la parte reproductora o cuerpo fructífero del hongo, que vulgarmente llamamos seta.
  La seta se desarrolla con la única finalidad de producir y diseminar las esporas. Las esporas se forman en un órgano llamado “esporangio”.
    Los hongos, al igual que los otros seres vivos, son ordenados siguiendo el sistema de clasificación ideado por Linneo. Cada especie es conocida por un nombre científico formado por dos palabras (nombre genérico y nombre específico). Además las especies se agrupan según sus cualidades taxonómicas. Esta clasificación seguiría la siguiente pauta: Reino, división, subdivisión, clase, subclase, orden, familia y género.
         Como este es un curso básico, nosotros solamente vamos a centrarnos en las dos grandes subdivisiones de los llamados hongos superiores. Y podemos decir que dependiendo de la forma de los esporangios las setas se dividen en dos grandes subdivisiones:


- Ascomicetos, que forman sus esporas en el interior de unos esporangios en forma de botella o saco llamados “ascos”, donde permanecen hasta la madurez. Las esporas de este grupo son endógenas, se desarrollan en el interior de la seta. Entre las especies  más conocidas de este grupo están las trufas y colmenillas entre otras muchas.





- Basidiomicetos, que forman sus esporas en unos esporangios exteriores en forma de maza llamadas “basidios”. Las esporas de este grupo son exógenas,  es decir se desarrollan en el exterior. La mayoría de las setas de este grupo son las típicas de sombrero y pie, pero hay otras que no se identifican con una morfología tan clásica. Entre estas últimas están,  yesqueros, setas de coral o pedos de lobo entre otras muchas.

        
 Dentro de los Basidiomicetos existen 3 clases:

-   -Teliomycetes, cuya característica principal consiste en la presencia de teliósporas (esporas de resistencia). El principal representante de esta clase es Gymnosporangium clavariaeforme que suele encontrase en las ramas de la sabinas o enebros.

 -Heterobasidiomycetes, característica principal basidios tabicados. Son hongos gelatinosos. Ejemplos de setas de esta clase son las Auricularias, Tremelas, Dacrymyces, etc.

-Homobasidiomycetes, cuya característica principal son los basidios no tabicados. Esta clase de divide a su vez en 3 subclase, que a su vez cada una se divide en varios ordenes:


-Aphyllophoromycetales, cuerpos fructíferos de forma variable: liso, tubular, hidnoide, ect. Este a su vez de subdivide en varios ordenes. Setas de esta subclase son los rebozuelos, clavarias, sarcodon, trametes, ect.


-Agaricomycetales, cuerpos fructíferos con la típica forma de seta. Setas de esta subclase son los tricholomas, agaricales, cortinarius, pluteus, rusulas y boletos.






-Gasteromycetales, cuerpos fructíferos generalmente globosos que encierran las esporas. Entre las setas más conocidas de esta subclase están los pedos de lobo, geastrum, pisolitus y phallus.
 


          

        Una vez vista por encima la división de los hongos, nos centraremos ahora en el desarrollo y reproducción de un hongo.
         Los hongos se reproducen tanto sexual como asexualmente, pero en cualquier caso, producen millones de células que constituyen una gran defensa para la especie cuando las condiciones son adversas, además de ser un eficaz sistema de dispersión. Estas células son las esporas. En la inmensa mayoría de los casos, las esporas se dispersan por el aire.
         Vamos a dar una sencilla explicación del proceso complejo, que es la reproducción.
         Todo comienza cuando una seta sueltas su esporas al aire, y aunque parezcan todas idénticas hay dos tipos que podemos definir como masculinas y femeninas. Cada una de ellas bajo condiciones favorables de humedad, temperatura y sustrato, germinan creando los filamentos de células con núcleo, las hifas. Como decíamos con anterioridad el conjunto de varias hifas  constituye el micelio primario, que estará caracterizado por un sexo definido, es decir será un micelio macho o un micelio hembra. Si este micelio primario no entra en contacto con otro micelio primario del sexo opuesto, nunca se dará la posibilidad de cuerpos fructíferos o setas. Pero si se encuentran un micelio femenino y otro masculino, entonces al encontrarse las hifas femeninas y las masculinas se produce una fusión y se forma un micelio secundario. En este momento si las condiciones de temperatura, luminosidad y nutrición son las adecuadas, se formara un cuerpo fructífero llamado carpóforo o lo que en lenguaje coloquial llamamos seta.