NATURALEZA DESDE SIGÜENZA

NATURALEZA DESDE SIGÜENZA

viernes, 14 de julio de 2017

MAS RESPETUOSOS QUE NUNCA CON EL MEDIO NATURAL



Estamos ya en plena época estival y las temperaturas invitan a pasar mucho tiempo en contacto con la naturaleza, disfrutando al aire libre. Pero debemos también darnos cuenta que a la vez es uno de los períodos del año en que nuestros ecosistemas son más vulnerables. Estamos en momentos cruciales de los ciclos reproductores de la mayoría de las especies silvestres y por ese motivo debemos de ser muchísimo más respetuosos que nunca con el medio natural. Dando por supuesto, que debemos tener un especial cuidado, en nuestras actividades al aire libre, para no provocar ningún tipo de incendio forestal, hay otras cosas que debemos tener en cuenta sobre todo porque la mayoría de las personas las hacen con buena fe, sin darse cuenta que no están actuando de la forma más correcta.


Comencemos por intentar “salvar” a esas indefensas crías que han sido abandonadas por sus padres. El error más típico es recogerlas para salvarlas de posibles predadores y de lo que consideramos una muerte segura, que en la mayoría de las veces es lo que vamos a provocar al llevarnos las desamparadas criaturitas de su entorno natural. Veamos varios ejemplos, el más habitual es el pobre pajarito que se ha caído del nido porque no sabe volar, nos lo llevamos a casa para intentar salvarlo y la mayoría de las veces termina muriéndose porque no hemos conseguido que coma o porque no hemos dado con la alimentación adecuada para la especie que es. ¿Qué debemos hacer entonces? Pues lo más lógico es dejarlo donde lo hemos encontrado ya que los padres andarán cerca y lo alimentaran aunque este en el suelo; solamente debemos tocarlo si vemos que corre riesgos inmediatos, como el ser atropellado porque ha caído en una calle transitada por vehículos o en un lugar que puede ser comido por perros o gatos, si estamos en este caso lo que debemos intentar es depositarlo en un lugar seguro en las cercanías, subirlo a una rama de un árbol o a una tapia pero siempre cerca del lugar donde lo hemos hallado. Solamente debemos llevárnoslos si apreciamos alguna fractura o lesión.


Otro también muy habitual es el pequeño corcino (cría del corzo) que encontramos tumbado en la sombra de algún arbusto o en algún ribazo, miramos por los alrededores y no vemos a la madre, pensamos está abandonado. Pues suele ser un grave error porque es casi seguro que la madre no anda muy lejos aunque nosotros no podamos verla, solo si estamos seguros de que la madre ha muerto, por ejemplo por un atropello, debemos llevarnos al pequeño corzo. Los corcinos en cautividad es muy difícil que salgan adelante y los que lo consiguen no pueden ser reintroducidos al medio natural ya que se han acostumbrado al ser humano y pierden su instinto de defensa y huida, además los machos criados en cautividad, al ser animales, muy territoriales no dudan en atacar a cualquier persona que entra en su territorio como puede ser el corral donde se ha criado.


Otra causa de gran mortandad entre los animales silvestres son los perros sueltos, los perros son animales curiosos por naturaleza y si los llevamos sueltos pueden producir muertes accidentales de mucha crías, además de ocasionarnos una multa por parte de agentes de medioambiente o por el SEPRONA. Ver las leyes o normativas de cada lugar por el que paseéis con vuestro perro porque en mucho lugar llevarlo suelto está prohibido, por ejemplo en parques naturales como el río Dulce. La ley dice: “Cuando los perros que transiten por terrenos cinegéticos se alejen de la persona que va a su cuidado más de 50 metros en zonas abiertas desprovistas de vegetación, aun cuando permanezcan a la vista de la misma, o más de 15 metros en zonas donde la vegetación existente sea susceptible de ocultar al animal de su cuidador, se considerará que los perros vagan fuera del control de la persona que los vigila (Art. 30 del Decreto 506/71, de 25 de Marzo, por el que se aprueba el reglamento para la ejecución de la Ley 1/1970, de 04 de Abril)
También es el momento que los pueblo se llenen con las personas que vienen a pasar los meses de más calor huyendo de las grandes ciudades, en estos días es muy importante no verter en fuentes, pilones o albercas rurales ningún tipo de producto químico así como jabones, detergentes, etc., y si se limpian en acciones como hacenderas vecinales nunca vaciar por completo el pilón para limpiarlo, sino dejar siempre al menos unos 5 cm de lámina de agua para que los animales que allí viven puedan seguir haciéndolo. Es especialmente importante llevar mayor precaución durante los primeros días de calor de primavera y los últimos de verano de no pasear con niños, ni animales domésticos por zonas frescas con herbazales y zarzales cerca de muros de piedra o cerradas, ya que allí el peligro de picadura por víbora se incrementa, aunque en nuestra zona esta especie es escasísima, y la mayoría de las veces son culebras totalmente inofensivas y que comen muchísimos ratones las que son muertas pensando que son víboras, una puntualización aunque sean víboras no hay que matarlas y recordad que la mayoría de los reptiles están considerados especies protegidas en España.


Y para finalizar la última recomendación es moderar la velocidad por las carreteras rurales para evitar atropellos. Especialmente a primeras horas de la mañana ya que se asolean en el asfalto lagartos y culebras, muchos animales con hábitos nocturnos vuelven a sus refugios después de una noche buscando alimento y cruzan por estas vías y muchas aves insectívoras se lanzan al asfalto a capturas insectos;  y en noches mucho cuidados con los atropellos a animales que son cegados o asustados por los faros de los coches y cruzan o se quedan inmóviles en la carretera y especialmente en las noches lluviosas ya que por estas carreteras transitan salamandras, sapos y ranas.

Agradezco el asesoramiento de Jorge Atance Sierra en referencia a reptiles y anfibios, así como la preciosa fotografía del corcino tumbado de Jacinto Lopez Beltrán. 

miércoles, 17 de mayo de 2017

El Cárabo y la mala poda de la Alameda Seguntina


“Conocer nuestra ignorancia es la mejor parte del conocimiento” (Proverbio chino)

El pasado 29 de Marzo se cometió una tropelía en la Alameda de Sigüenza. 

Se sabe, o los responsables de realizar las podas deberían saber, que ciertas especies de árboles como son los nogales, chopos, abedules, arces, etc., se deben podar en invierno, porque si se realiza la poda en primavera o verano cuando mayor cantidad de savia circula por ellos, pierden mucha de esta savia ya que, como se dice comúnmente, sangran mucho y es más difícil su cicatrización. Este es el motivo por el cual se recomienda la eliminación de las ramas secas, dañadas o molestas a finales del otoño o principio del invierno, nunca en primavera. Además, se recomienda hacerlo en varios años para no eliminar muchas ramas, ya que si eliminamos muchas ramas eliminamos mucha copa y esto implica que para el futuro más inmediato hemos suprimido el lugar donde deberían brotar muchas hojas que son la fábrica de la savia, y por lo tanto, de alimento para nuestros árboles. Además en los álamos blancos la floración se da justo antes que el brote de las hojas y se han cargado la mayoría de la floración y, en consecuencia, sus frutos que sirven de alimento a muchas de las aves que habitan en la alameda seguntina. Esperemos no tener que llorar la muerte de los que son posiblemente los árboles más viejos de nuestro parque más emblemático por semejante actuación.

Así han quedado nuestros álamos blancos 

Además, si entre esos viejos Álamos blancos (Populus alba) está incubando, como lo lleva haciendo muchos años, sus huevos una rapaz nocturna, en este caso nuestra protagonista, el daño aún es mayor y también se está incumpliendo la ley 42/2007 en su artículo 54 párrafo 5:
Queda prohibido dar muerte, dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, sea cual fuere el método empleado o la fase de su ciclo biológico. Esta prohibición incluye su retención y captura en vivo, la destrucción, daño, recolección y retención de sus nidos, de sus crías o de sus huevos, estos últimos aun estando vacíos, así como la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos o de sus restos, incluyendo el comercio exterior.”

Toda esto es algo que parece ser ignora el responsable de Parques y Jardines del ayuntamiento de Sigüenza, esperemos que desde hoy lo tengan en cuenta, desde el consistorio actual y también los futuros que deben cuidar del patrimonio cultural y natural de Sigüenza, dentro del cual esta nuestra Alameda, sus árboles y todos los animales que viven y crían en ella.

Cárabo cría en primer plano y adulto detrás.

Pero conozcamos mejor a nuestro protagonista el “cárabo”. Es probablemente una de las especies más difíciles de localizar en libertad debido a su cuerpo compacto y rechoncho, con un plumaje extraordinariamente críptico que le permite pasar totalmente desapercibido cuando se pega a la corteza de los árboles. Es un ave de tamaño mediano entre 35 y 45 cm de longitud. Lo primero que nos llama la atención cuando observamos a un cárabo común es su voluminosa cabeza desprovista de los característicos penachos de plumas de las rapaces nocturnas, que los observadores inexpertos confunden con las orejas y no lo son, y unos enormes ojos negros que le confieren una mirada fría casi lúgubre. Su cuello, extrañamente flexible, permite a esta ave girar la cabeza casi completamente, de manera que su cara puede mantenerse dirigida hacia un observador que se mueva a su alrededor.

Ave de parques, jardines y bosques densos, caza de noche y duerme de día, como casi todas rapaces nocturnas. No construye nido utiliza el agujero de un árbol viejo, de ahí la importancia de mantener vivos estos viejos árboles que quedan en nuestra alameda,  o el nido de alguna ardilla y en raras ocasiones algún edificio viejo. La puesta se realiza entre febrero-abril, preferiblemente en marzo; se alimenta de pequeños mamíferos, especialmente ratones, topillos, ratas jóvenes, musarañas y algunas veces caracoles, gusanos e insectos. El canto del cárabo es un canto lúgubre y eso le ha llevado a protagonizar muchas leyendas y falsos mitos. Aparece incluido en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en la categoría “De interés especial”.


Esperemos que esta poda a destiempo no nos prive en un futuro de nuestro cárabo, ni de nuestros viejos álamos.

miércoles, 19 de abril de 2017

CURSO DE FOTOGRAFÍA IV

En el cuarto ejercicio, la propuesta era conseguir información adicional sobre el motivo retratado y por eso os pedíamos.

Un "RETRATO CON PROTAGONISMO COMPARTIDO POR EL MOTIVO PRINCIPAL Y EL ENTORNO". 












martes, 18 de abril de 2017

CURSO DE FOTOGRAFÍA III

El tercer ejercicio propuesto para este periodo entre clases era "RETRATO CON PROTAGONISMO EXCLUSIVO PARA EL MOTIVO PRINCIPAL". 

Están llegando más fotos y es algo que verdaderamente nos entusiasma.

En breve, intentaremos haceros llegar los comentarios y consejos sobre vuestras fotografías a todos los que nos las habéis mandado.Si nos retrasamos perdonarnos pero es que vamos con el tiempo muy gusto, pero no desesperéis que todo llegara. 








domingo, 16 de abril de 2017

CURSO DE FOTOGRAFÍA II

El segundo ejercicio propuesto era intentar dar "SENSACIÓN DE MOVIMIENTO" y estas son algunas de vuestras fotografías. Al igual que en la anterior entrada solo hemos elegido algunas de las muchas que nos habéis mandado.












Mañana subiré el siguiente ejercicio.


miércoles, 12 de abril de 2017

CURSO DE FOTOGRAFÍA

Algunos de vosotros ya nos habéis hecho llegar las fotografías de los distintos ejercicios que os vamos proponiendo para este periodo entre clase y clase. 

Y como os prometimos las iremos subiendo al blog, aquí tenemos la primera hornada.



El primer ejercicio que os propusimos fue aplicar "LA REGLA DE LA MIRADA" en una imagen, aquí os dejo algunas de las fotografías que nos habéis mandado para que podáis apreciar el trabajo de vuestros compañeros, dar vuestra opinión y aprender de ellos; ya que de toda fotografía se aprende o se saca una idea para nuestra siguiente fotografía.














Hemos seleccionado solo una fotografía de cada uno de los que nos habéis hecho llegar vuestros trabajos, aunque muchos de vosotros nos enviasteis más de una, cosa que nos gusta porque de esta forma podemos apreciar mejor vuestro trabajo.

Puede que cada uno de vosotros hubierais elegido otra fotografía distinta a la que hemos seleccionado nosotros, pero lo que intentamos es dar una pequeña muestra de vuestro trabajo a los otros participantes en el curso.

Además como ya os hemos realizado las sugerencias que creíamos oportunas a cada uno de vosotros, en privado, de cada una de las fotos que nos habéis mandado. Hemos creído que lo mejor era poner en este blog una pequeña muestra de cada ejercicio.

Desde aquí deciros que estamos orgullosos y encantados con vuestro gran trabajo. 

En un par de días subiremos las relacionadas con el ejercicio de sensación de movimiento.

Gracias a todos por vuestra colaboración.

P.D.: Todas las fotos son vuestras, ni Juan Ignacio, ni yo, hemos subido ninguna, ni subiremos en esta sección del blog.



miércoles, 29 de marzo de 2017

ATARDECER EN LA MEJOR COMPAÑIA

Si hay algo mejor que disfrutar de la belleza que nos regala la naturaleza, es disfrutar de esos placenteros momentos en la mejor compañía.

Yo puedo considerarme muy afortunado porque tengo la suerte de poder disfrutar de los espectaculares atardeceres de nuestra tierra.



Además, la mayoría de las veces, en la mejor compañía.



Hoy con la compañía de mi amigo Jacinto y el divertido Mochuelo europeo ( Athene noctua).
Esta pizpireta ave ha sido, como las otras rapaces nocturnas, calumniado y perseguido por la incultura popular, en una próxima entrada hablaremos de ello, cuando él se alimenta de invertebrados como grillos, escarabajos, saltamontes, polillas, lombrices y algún que otro caracol; además de pequeños roedores, como el ratón de campo. Así que nuestro nervioso amigo nos beneficiaba, sobre todo a los agricultores, y nosotros los humanos le correspondíamos persiguiéndole e inventándonos maleficios y supersticiones infundadas.