NATURALEZA DESDE SIGÜENZA

NATURALEZA DESDE SIGÜENZA

lunes, 30 de junio de 2014

AVIÓN COMÚN (Delichon urbica)

El Avión común es inconfundible por su plumaje bicolor, negro azulado en las partes dorsales, excepto el obispillo blanco, y blanco puro en las ventrales. La cola es poco horquillada, carece de manchas blancas y su longitud es igual en machos y hembras.Las crías con un blanco más sucio y el negro azulado más apagado. Un rasgo muy característico son los tarsos cubiertos de pequeñas plumas blancas.



Nidifica en roquedos, acantilados y construcciones humanas de toda índole. La forma del nido depende mucho de la posición, pero normalmente es una semiesfera abierta al exterior por un orificio que permite la entrada del ave. El nido puede ser solitario o en colonias numerosas. Este se realiza aportando pequeñas bolas de barro mezcladas con saliva que se van colocando hasta formar la estructura, el interior del nido esta recubierto con briznas de vegetales y plumas.


Los aviones ocupan en años sucesivos los mismos nidos si éstos se encuentran en buen estado, aunque a veces cuando vuelven se los encuentran ocupados por otros habitantes como el gorrión y cuando esto ocurre deben construir uno nuevo.


Durante el mes de mayo tiene lugar la puesta de 4 o 5 huevos. La incubación y posterior alimentación de los pollos es realizado por los dos miembros de la pareja.





La migración de estas aves comienza a finales de agosto y durante el mes de septiembre desaparecen paulatinamente de nuestros cielos hasta la siguiente primavera.

martes, 17 de junio de 2014

Tegenaria doméstica



Tegenaria doméstica

Es una araña araneomorfa de la familia Agelenidae. Construyen telarañas en forma de sábana, que en los edificios se sitúan normalmente en las esquinas de las habitaciones. Este es el lugar más fácil para la sujeción de la tela, así como para ubicar su típico refugio en forma de embudo. El refugio se construye en un lugar protegido (un agujero o grieta), mientras que el resto de la tela puede extenderse bastante en la habitación. Inmóviles en su refugio es donde estas arañas, de hábitos nocturnos, pasan la mayor parte del tiempo. Son arañas de patas largas, peludas y con un dibujo en el opistosoma muy característico de cada especie (el opistosoma sería el equivalente al abdomen de un insecto).
 
Las Tegenarias son arañas sedentarias, que viven en las guaridas al final de sus telas en forma de mantel en lugares umbríos y oquedades (no pocas especies son de hábitos cavernícolas). Taxonómicamente, tienen ocho ojos dispuestos en dos líneas rectas y seis hileras desiguales de las que fluye su hilo.

Aunque a menudo es odiada, esta araña proporciona un servicio importante para los humanos al reducir el número de moscas y otros insectos desagradables de la casa.

Los machos generalmente pueden observarse con más frecuencia que las hembras ya que pasean mucho en busca de una pareja. Cuando un macho encuentra la tela de una hembra se queda con ella durante semanas apareándose durante este tiempo. Luego el macho se muere y la hembra se lo come; los nutrientes dentro del macho contribuyen al desarrollo de sus hijos.

La palabra “araña” se deriva de la palabra del Antiguo Inglés “spithra”, que significa “hilandera”. Las telarañas se han utilizado para curar heridas desde hace  miles de años ya que se les atribuyen propiedades coagulantes al entrar en contacto con la sangre.
Esta araña, así como muchas otras, tiene la infundada mala fama de causar lesiones necróticas. Pero es totalmente inofensiva.
 

sábado, 14 de junio de 2014

Culebra de Escalera


Hoy con la gran ayuda de Jorge Atance, un experto herpetologo seguntino, con la bibliografia de de Juan M. Pleguezuelos y las fotografías de Pilar Alguacil y de un servidor.

Comenzamos la serie de #Sigüenzanatural donde intentaremos mostrar con un poco más de información, esas joyas naturales que tenemos en la comarca de Sigüenza.


Culebra de Escalera
(Rhinechis scalaris)


Es una culebra que podemos considerar de tamaño medio, ya que su longitud normalmente varia entre 80 y 110 cm. Posee una cabeza pequeña, con hocico agudo. Color de fondo que puede ser amarillo, rojizo, marrón u ocre, y con diseño de manchas dorsales en escalera en los ejemplares pequeños que van perdiendo con la edad hasta que se transforman en dos líneas dorsolaterales en los ejemplares adultos.
 
Ejemplar adulto
 
En las fotografías que tenemos podemos apreciar en el juvenil porque se llama culebra de escalera, por el dibujo del dorso. Este dibujo va desapareciendo con la edad hasta quedar solo en dos lineas como podemos apreciar en la fotografía del adulto.
 
Ejemplar juvenil
 
Muchos os daréis cuenta que el diseño del juvenil es parecido al de las víboras. Esta estratagema la utilizan para confundir a sus enemigos y que estos crean que son la peligrosa víbora y así no la ataquen, a esto se le llama mimetismo batesiano, también pueden achatar la cabeza para dar la sensación de que es triangular como la cabeza de la víbora. 
 
Muchos ejemplares mueren atropellados en las carreteras, donde se localizan puntos negros para esta especie. La desaparición de setos entre cultivos y sotos ribereños, podría estar afectándole negativamente.
 
Suele vivir en formaciones boscosas aclaradas y dehesas. Es frecuente en medios cerealistas y otros cultivos, siempre que existan setos o matorral próximo, se la puede también localizar en las laderas sur de montes con vegetación escasa o cultivos. 

Se alimenta casi exclusivamente de pequeños roedores, es buena trepadora, por lo que  también depreda sobre nidos de aves, incluso puede capturar pájaros adultos en matorrales y árboles.
 
Detalle de la cabeza

Forma parte de la dieta de numerosos depredadores ibéricos, siendo la segunda presa más consumida por el águila culebrera. Muchos individuos presentan la cola dañada, lo cual es indicio de una elevada presión de depredación a la que esta sometida esta especie (como  puede apreciarse en la fotografía del ejemplar juvenil).

Su ritmo de actividad diaria es crepuscular y nocturno en buena medida.

No son venenosas, por lo que recomendamos a todas las personas que se encuentren con ellas que no las maten y que no se asusten.
 
Recordar que en nuestra zona solamente tenemos una especie que podamos considerar peligrosa para las personas, aunque tampoco es del todo cierto los muchos mitos que circulan sobre su peligrosidad, que es la víbora. Si nos encontramos con algún animal de esto debemos separarnos de él y dejarlo huir, ya que o bien permanecerá inmóvil para pasar desapercibida, o huirá de nosotros lo más rápido que pueda.