NATURALEZA DESDE SIGÜENZA

Una visión de la naturaleza de Sigüenza y su comarca por Javier Munilla

viernes, 18 de diciembre de 2015

CENA DE FINAL DE TEMPORADA EN "EL DONCEL" DE SIGÜENZA

El pasado día 12 de diciembre, los miembros de la Sociedad Micológica de Sigüenza y algunos amigos, celebramos el final de la temporada de setas del año 2015, reuniéndonos para disfrutar de la excelente micogastronomía de Enrique, los excelentes vinos que nos presenta Eduardo y de la amabilidad y buen servicio del resto del equipo del restaurante "El Doncel" de Sigüenza, sin lugar a dudas uno de los mejores restaurantes micológicos de España. 

Agradecer desde aquí su amabilidad y su excelente trabajo. 


La cena comenzó con unos aperitivos para degustar mientras nos sentábamos a la mesa, estos consistían en Piruletas de queso manchego con orégano, Papel de arroz y curry y "Oreos" de olivas y mousse de cordero. 


Para seguir abriendo boca con una Croqueta de Hongos (Boletus edulis) y cecina.


A continuación disfrutamos de una original Conserva de níscalos (Lactarius deliciosus) en escabecha aromático.


Y con una exquisita Yema de huevo de corral curada en soja y Trufa (Tuber melanosporum).


Le siguió una sorprendente Crema suave de trompetas de los muertos (Craterellus cornucopioides) y langostinos al jerez.


De aquí pasamos al una deliciosa Zarzuela de lengua de vaca (Hydnum repandum) y corvina en salsa verde.


Para más tarde saborear un excelente Solomillo de corzo braseado sobre sinfonía de setas (Lepista nuda, Pleurotus eryngii, Lactarius deliciosus, Agaricus bisporus y Boletus edulis).




Y toda buena comida debe finalizar con un excelente postre que consistió en Bizcocho borracho de rebozuelos (Cantharellus cibarius) con crema de arroz con leche y helado de Boletus edulis. 

Estaba tan bueno que se me olvido fotografiar el plato, lo siento.

Pero gracias a Nacho Sanz podéis ver como era, ya que él si se acordó de fotografiarlo.


 

En la sobremesa pudimos disfrutar de café, dulces caseros y un digestivo Gin Tonic.



Os aseguro que las fotografías no hacen justicia a los exquisitos platos que degustamos y disfrutamos.

Es la mejor manera de finalizar el año micológico con la ayuda de nuestros amigos del restaurante "El Doncel". 

El año que viene más.