NATURALEZA DESDE SIGÜENZA

Una visión de la naturaleza de Sigüenza y su comarca por Javier Munilla

sábado, 10 de marzo de 2012

MARZUOLUS

   Ya ha llegado el mes de marzo, mes con nombre propio para los aficionados a la micología. Es el mes que apellida a la exquisita Hygrophorus marzuolus, comúnmente llamada seta de marzo. Y aunque este año la falta de lluvias nos hace pensar que no tendremos ocasión de degustarla, por lo menos en nuestra comarca, la esperanza es lo último que se pierde.

   Vamos a dar una ligera descripción de los caracteres macroscópicos más característicos de esta especie, que ya trataremos con mas profundidad en nuestro curso de micología.

   Esta seta posee un sombrero de 5 a 15 cm., hemisférico convexo, mas tarde aplanado. El margen es incurvado. La cutícula es lisa algo viscosa en tiempo húmedo con fibrillas radiales de color blanquecino de joven y gris pardo en la vejez. Láminas subdecurrentes, espaciadas, desiguales, gruesas, de color blanquecino que van tornándose grisáceo con la madurez. Pie carnoso, cilíndrico, macizo y seco de color blanquecino en la juventud que se vuelve más oscuro en la parte superior según madura el espécimen. La carne es firme, espesa de color blanco con tintes grisáceos. Olor fúngico y sabor dulce.

   Nuestra protagonista comienza a brotar en el mes de marzo y podemos recolectarla hasta bien entrado el mes de mayo. En años especialmente buenos, climatólogicamente hablando, la recolección a comenzado en febrero y terminado a principios del mes de junio.

   Es una seta excelente comestible que combina muy bien con sabores fuertes. 
   Entre los platos más exquisitos que yo he probado esta un guiso de marzuolus con almejas.


foto: Javier Munilla


   Por lo tanto esperemos que las lluvias lleguen lo antes posible y podamos salvar la temporada primaveral que en este momento se presenta nefasta. Si no llueve pronto me temo que tampoco podamos recolectar colmenillas, perichicos, senderuelas o setas de cardo estos próximos meses.